ph-vaginal

La importancia del pH vaginal para la higiene íntima

El pH vaginal (potencial de Hidrógeno) defiende los genitales de la mujer de infecciones y molestias, por ello es tan importante para mantener la higiene íntima. Es un sistema de protección de nuestro cuerpo al que debemos prestarle los cuidados necesarios y específicos.

En el caso del Ph vaginal lo que se mide es la concentración alta o baja de iones de hidrógeno que se encuentran en la piel de la vulva y de la vagina de una mujer. Pero ¿por qué ese dato es tan importante? Porque el aumento o la disminución de esas partículas de hidrógeno en la piel afectan directamente a la flora bacteriana, esa barrera protectora formada por millones de microorganismos y que, entre otras muchas cosas, impiden el acceso al interior de nuestro organismo de virus y bacterias que puedan producir infecciones que dañen nuestra salud.

El pH vaginal varía dependiendo de la edad, por ejemplo, en la pre-adolescencia y menopausia el pH vaginal es neutro; desde la pubertad y hasta la menopausia, es decir, en la edad fértil, éste es más ácido. En el embarazo aumenta aún más su acidez:

  1. Niña que aún no ha tenido su primer periodo: Ph 7.
  2. Mujer en la época fértil de su vida: Ph entre 4,5 y 5.
  3. Mujer embarazada: Ph entre 4 y 4,5.
  4. Mujer en la menopausia y años posteriores: Ph 7.

Consejos para cuidar el pH vaginal

Tener el pH vaginal equilibrado es una clara señal de buena salud, ya que si se altera puede favorecer la aparición de infecciones vaginales, que ocasionan muchas molestias.

Numerosos estudios afirman que mantener unos hábitos de higiene íntima inadecuados o utilizar productos que dañen y alteren los niveles de Ph son dos de las principales causas de que la mujer sufra molestias en esa delicada zona de su anatomía.

Veamos algunos consejos de los profesionales sanitarios para cuidar el pH vaginal y prevenir de esa forma incómodas infecciones en la zona íntima de la mujer:

  • Es preferible lavar bien toda la zona íntima de la mujer solo con abundante agua templada. Si utilizamos jabón íntimo, elegiremos un producto suave, sin aroma y preferiblemente con un Ph neutro.
  • Evitaremos el uso excesivo de toallitas íntimas o desodorantes ya que pueden alterar el nivel de Ph y producir sequedad vaginal.
  • Lavaremos a diario la zona íntima, especialmente durante los días en que tenemos la regla. También extremaremos la higiene íntima antes y después de utilizar un tampón o una copa menstrual.

En la farmacia podéis encontrar los mejores productos del mercado para cuidar la higiene íntima. No dudes visitarnos y nuestro equipo te asesorará en todo lo que necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *